¡Oferta! Perfume para hombre Nº 217 1 MILLONARIO PRIVE de marca blanca equivalente 100ml HOMBRE Ver más grande

Nº 217 UNO MILLONARIO PRIVE 100ml HOMBRE

217

Nuevo producto

Las notas básicas: manzana, canela, mandarina roja, tabaco, mirra, pachulí y granos de tonka.

En partida el perfume presenta un inicio compacto y lento sin una precisión en sus notas, sintiéndose presencias de resinas oscuras y tonos de licor que se mueven hacia naranjas y canela, apareciendo a los 5 minutos nuevas variantes hacia cuero y pachulí con...

Más detalles

9996 artículos

10,00 € impuestos inc.

-50%

20,00 € impuestos inc.

Más

Las notas básicas: manzana, canela, mandarina roja, tabaco, mirra, pachulí y granos de tonka.

En partida el perfume presenta un inicio compacto y lento sin una precisión en sus notas, sintiéndose presencias de resinas oscuras y tonos de licor que se mueven hacia naranjas y canela, apareciendo a los 5 minutos nuevas variantes hacia cuero y pachulí con una línea de lavanda y con la naranja cambiando a frutales maduros de granos de tonka, persistiendo a los 10 minutos un hilo de lavanda fresca que permite el paso a manzanas cocidas a la canela como en una compota e incluyendo porciones de pulpa de membrillo también cocido, incrementando a los 15 minutos la potencia de la veta de licor y aumentando en profundidad a los 20 minutos el grupo de resinas que se amplía a ládano y tonka que contienen al aporte de licor, sosteniéndose sobre una capa de canela que va a la baja. En fase media a los 30 minutos la fragancia aumenta en intensidad reduciendo su densidad, apuntando a una naranja amarga con aportes de mandarina y limón que consideran un acabado de fruta madura de tonka y porciones marinas saladas al ámbar gris que pasan por lavanda e iris, volviéndose más fresca la canela e incluyendo un dejo de clavo de olor ligero con resinas a la madera que reducen la capa marina, llegando a 1 hora con una resina al ládano y retornos del aroma de manzana cocida, bajando el tono de madera a tabaco y perdiéndose el aporte de lavanda. A las 2 horas el aroma se oscurece y se vuelve más amargo, con ideas de algas marinas y aportes de salvia sin una veta verde marcada, aligerándose el aroma con el tiempo hacia tabaco dulce con canela y clavo de olor a la madera y ámbar, apareciendo un grano de tonka menos preciso que se inclina a cáscaras de naranja y persistiendo un fondo impreciso de acabado clásico próximo a lavanda, suavizándose el aroma a las 3 horas en torno a ámbar y vainilla sobre maderas secas pero más ligeras que eliminan la mayoría de las referencias a resinas oscuras y tonos marinos, conservando un hilo central de canela asociado a la madera y repitiendo en el fondo un aire de perfumería clásica en tabaco a la miel con lavanda jabonosa y bergamota al limón, enfocándose con más precisión a las 4 horas a un tabaco a la miel tipo narguilé con oscilaciones ocasionales más controladas de amargo de algas marinas que inclinan la naranja amarga a pomelo. A las 6 horas la fragancia se centra en grupos de mandarina, naranja, bergamota y limón con un matiz de vainilla y tonka plástica, sintiéndose ecos de ámbar gris al enebro acuático, llegando a las 9 horas con una combinación de granos de tonka plásticos con un especiado a la canela que repiten la primera impresión del aroma de Jacomo de Jacomo Rouge con un extra de tabaco dulce en la base, sumando a las 12 horas un nuevo punto de aspecto floral que se une al grano de tonka proyectando la idea de un plástico de flor de azahar con violetas como una derivada del primer punto de lavanda persistiendo una base de canela y madera con vainilla. En fase final a 24 horas del inicio la fragancia remata en un aroma plástico marcado que proviene de granos de tonka con un hilo de limón fresco y restos de frutales maduros que siguen apegándose a la idea de una fragancia en el estilo de Jacomo de Jacomo Rouge al borde de una flor de azahar, montado sobre una base de madera con menos tabaco y aires de miel que se mezclan con canela y lavanda.

La fragancia se aleja del centro frutal que caracterizó al primer lanzamiento de 1 Million y que se repitió en varias propuestas contemporáneas de perfumería masculina, apuntando a una evolución de resinas que llegan en su punto medio a una base de aspecto más clásico y elegante, mostrándose en el escenario de diario como un perfume atemporal de interiores y con un foco social y semiformal que se aleja de las actividades deportivas. En oficina el perfume posee un matiz amargo tipo alga marina que reduce su elegancia a nivel profesional, compensándolo con un tabaco a la miel de aspecto clásico que apunta a un vestuario pulcro semiformal que se relaja en invierno, con un efecto memoria que comienza en mediano y tienen momentos más altos en la sección de tabaco a la miel y el hilo constante de canela. En el caso nocturno la fragancia tiene un buen inicio en las impresiones de licor, bajando en presencia en las primeras horas y luego retomando un enfoque al tabaco narguilé que inclina el escenario de fiestas informales de vestuario pulcro a eventos semiformales más protocolares, sin llegar al extremo formal. En lo romántico tanto la canela como el tabaco dulce se sienten gratos y atractivos, con el resto de las notas que se mueven de licor a algas restando presencia acogedora y sintiéndose como una propuesta de disfrute personal. Rango de edad entre 25 y 60 años.

Los clientes que compraron este producto también han comprado...