¡Oferta! Perfume para hombre Nº121 Ce H CAROL HERRERO 100ml de marca blanca equivalente Ver más grande

N121 CAROL HERRERO clasico 100ML HOMBRE

121

Nuevo producto

Perfecto , desde la mañana hasta la noche.

Para un hombre apasionado y soñador, que emana elegancia natural y savoir faire.

 fusión entre tradición clásica e innovación contemporanea.

Salida: Mandarina de Sicilia, Bergamota de Italia, Hojas y flores de Violeta.

Corazón: Azafrán, Nuez moscada, Pétalos de jazmín y Semillas de Angélica.

Fondo: Raíces de Vetiver, Cashmere, Cuero, Ambar, Musc

Más detalles

7997 artículos

10,00 € impuestos inc.

-50%

20,00 € impuestos inc.

Más



La fragancia tiene una partida en dos líneas: una levemente alimonada y que parece de la familia de las mandarinas por un dejo más bien aromático que cítrico puro, y otra también aromática pero confusa y en este punto todavía solapada por el alimonado, que da la impresión entre chocolate, café, cuero o granos de tonka. En fase media el alimonado tiende a la baja como veta independiente, dando un tono que ahora se siente más dulce como una vainilla alimonada acompañado de un tono terroso . Gradualmente se establece una veta central con cuerpo de agua, cargado al tabaco con madera de cedro y puntos secos que podrían ser de cuero, arrastrando la sensación de un aroma conocido o parecido a otra fragancia en la línea de agua urbana al tabaco. Al cabo de unas 3 horas de aplicado el perfume mejora bastante con un mejor desarrollo de la vainilla en un tono dulce, incluso con un dejo de tostado confitado suave que se une bien con el agua de tabaco, el cedro y el cuero dándole más atractivo y un mejor punto de apoyo hacia lo adictivo. En el cuerpo de agua se sienten trazas aromáticas de la familia de la mandarina, naranja o bergamota que tienden a aumentar su presencia por momentos, junto a una veta secundaria especiada más picante y que parecía ser el terroso de las primeras fases, entre canela y nuez moscada por su cercanía con la madera. Con el tiempo sigue mejorando al volverse la vainilla más dulce, con un estilo tipo grano de tonka y todavía ligado a la mezcla de madera, tabaco y cuero dulzones, con un pequeño dejo a ámbar o resina también dulce. En fase final a 24 horas de aplicado sigue el aire a tabaco con cedro y mandarina, más una curiosa incorporación especiada de anís u otra especie como el azafrán, , con la vainilla tendiendo a quedarse en un plano más bajo junto con el tono ambarado. En una nueva revisión a 3 días de aplicado el aroma sigue notorio en papel, con la misma sensación final especiada con cítrico aromático y vainilla tenue.

La fragancia parece seguir una tendencia de reflote y modernización de las notas de tabaco en una línea acuática aceptada como urbana... lo que en parte da también la sensación durante la primera mitad del aroma del perfume de estar oliendo una fragancia que en partes recuerda a otras, mejorando a partir de varias horas de aplicado con un aroma más maduro y mejor establecido aunque todavía sin un conjunto de notas diferentes que ayuden a memorizar el perfume y hacerlo fácilmente recordable. El corte de agua tabacosa es bastante atemporal, fresco en verano y con suficiente aroma para el invierno, grato para un uso de diario y (como una constante del olor a tabaco) mejor enfocado para un uso de oficina por sus líneas limpias y bastante sociales, aunque por una intensidad algo suave y de corto rango se queda más como un aroma para agradar a corta distancia que como fragancia para mostrar una buena imagen en espacios más abiertos como una reunión o una presentación. Como perfume nocturno da una imagen pulcra y bien cuidada, como la de oficina, de corte semiformal para reuniones sociales en ambientes limpios y que saquen partido a la imagen propia ya que tiende a sentirse a corta distancia y a perderse en ambientes de aire enrarecido. Como fragancia romántica tiene su mejor desempeño al final cuando se desarrollan las notas dulces en un estilo nuevamente pulcro, pero también juega en contra el hecho que la fragancia en este punto ya ha perdido bastante intensidad y el tiempo que demora en llegar a esta fase, quedando en desventaja con otras fragancias que pueden dar un tono de vainilla dulce similar con más intensidad y en las primeras fases... aquí el uso romántico depende exclusivamente del tipo de piel de quien usa la fragancia y el tiempo que demora en llegar a los tonos de vainilla. Rango de edad joven, entre 25 y 45 años.