¡Oferta!  Perfume para mujer Nº59 marca blanca equivalente langoste poor ella 100ml Ver más grande

Nº59 LANGOSTEN POUR ELLA NATUR 100ml MUJER

59

Nuevo producto

Su personalidad relajada y auténtica.

Una fragancia floral, natural y auténtica mediante la combinación de la frescura de notas frutales comestibles con el refinamiento de flores clásicas, modernizadas y envueltas en una neblina cremosa reconfortante.

Notas:

Salida: Piña.

Corazón: Rosa, Jazmin, Lirios.

Fondo: Crema de coco, Madera de sándalo.

Más detalles

7998 artículos

10,00 € impuestos inc.

-50%

20,00 € impuestos inc.

Más

La cálida y suave leche de coco cremosa y golosa, se mezcla de forma equilibrada y exquisita con el Jazmín Sambac y las flores blancas del corazón y con un ingrediente sorprendente y clásico, la raíz de Iris, que otorga un toque amaderado y empolvado y se convierte en un poderoso elemento de fijación y tenacidad en la fragancia.Las siguientes notas aromáticas: leche de coco, hojas de frambuesa, mandarina, piña, jazmín, flores blancas e iris.

En partida la fragancia destaca por un corte inicial áspero con sensaciones dominantes de aroma de jarabe medicado sintético basado en frutas rojas y notas de naranja concentrada o sintética, mostrando a los 5 minutos una inclinación hacia limón y naranja que reduce en parte el aroma de jarabe, continuando a los 10 minutos con una tendencia hacia piña y ácidos apagados de mango que se enfoca a los 15 minutos en un agua fría de mandarinas sobre madera, con el cuerpo frío mostrándose estable a los 20 minutos en un agua basada en cáscaras de pomelo y naranja con un tibio de musk. En fase media a los 30 minutos las porciones de agua de mandarina se acercan a tonos dulces de vainilla con coco mezclado con polvoso de flores, con el coco aportando un acabado terroso que se confunde con un iris a las violetas y jazmín sintético alimonado, apagándose por momentos la línea de coco fomentando una apariencia fría de las violetas que también apaga el terroso de iris, volviendo a aparecer el tono de jarabe sintético mezclado con piña y con más presencia de madera con tintes dulces tipo relleno de chocolate con almendras a 1 hora de aplicado. Sobre las 2 horas la fragancia se rebalancea eliminando las referencias de jarabe medicado sintético y dejando ver presencias de flor de azahar próxima a naranja roja con hojas verdes alimonadas, perdiéndose el aporte de coco que es reemplazado por madera con un aire de iris terroso y dulce, orientándose el perfume a las 3 horas hacia una combinación de iris con caramelo que incluye aportes vestigiales de frambuesas no ácidas, realzando a las 4 horas una combinación de grosellas rojas y oscuras con una base en azúcar sobre flores que contienen secciones verdes alimonadas más bajas y cubiertas de un polvoso al musk, con el caramelo aproximándose a madera y absorbiendo el iris. A las 6 horas el perfume muestra una variante más seca de frambuesas que incluyen puntos de violetas al jazmín, reapareciendo la nota de coco como una derivada de una crema de iris e incluyendo aires menores de vainilla, sintiéndose a las 9 horas vestigios menores de coco que se confunden con vainilla sobre una base de grosellas con aportes verdes de moras y azucarados de frambuesa no ácida, con el aroma sintiéndose más ligero a las 12 horas con un centro de vainilla que contiene referencias precisas de frambuesas y madera. En fase final a las 24 horas la fragancia cambia las frambuesas por una versión más suave de peonías próximas a magnolias, dentro de un marco de caramelo que contiene una crema a la vainilla con almendras y ámbar que absorbe el aporte de coco.

La fragancia demora en presentar una faceta fresca de base verde alineada con el nombre que lleva, pasando por una fase tosca y atípica similar al de su par Elegant de la misma colección, sosteniéndose a nivel de diario en usos de primavera y verano, aguantando un uso deportivo ligero. En oficina el perfume muestra un corte cotidiano, sin referencias clásicas y resaltando combinaciones de disfrute personal más cercanas al informal que al semiformal, con un efecto memoria que se sostiene en mediano, con algunas caídas que se compensan con una madera que surge a partir de la segunda mitad. A nivel nocturno la fragancia se apega a usos juveniles informales, como fiestas o salidas con amigos sin restricciones protocolares, con el iris dando un dejo por momentos metálico que restringe una faceta elegante o más elaborada en los escenarios semiformal y formal. En lo romántico la mezcla de caramelo con iris presenta características que no se sienten del todo acogedoras, cayendo en el segmento de disfrute personal. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Los clientes que compraron este producto también han comprado...