¡Oferta! Perfume para hombre Nº 209 BOSSES TE SCENTES HUGOS de marca blanca equivalente BOSSES 100ml HOMBRE Ver más grande

Nº 209 BOSSES TE SCENTES HUGOS BOSSES 100ml HOMBRE

209

Nuevo producto

Alineada con una tendencia más seria y elegante de un adulto joven y conservando una intención de seducción afrodisíaca dentro de un marco clásico con el uso de una fruta africana como nota diferente. destacan 3 notas principales: jengibre, fruta Maninka (Oncoba spinosa, un fruto de un árbol africano que produce flores en blanco y amarillo con apariencia de huevo frito) y cuero.

Más detalles

99999 artículos

10,00 € impuestos inc.

-50%

20,00 € impuestos inc.

Más



En partida la fragancia se apega a un perfil clásico donde predomina un ámbar fresco con picores bajos cercanos a canela por una impresión de madera secundaria, incluyendo un cálido de fruta madura que combina ideas de duraznos y mangos sin llegar a rasgos de tonka sobre una base tipo jabón con aires de lavanda, destacando a los 5 minutos un tinte próximo a jengibre con ámbar más denso y lavanda que incluye un punto de anís, dando paso a los 10 minutos a un floral neutro que mantiene picores amaderados que llegan a 15 minutos a un cuerpo jabonoso basado en agua de lavanda mezclado con flores, pasando a los 20 minutos a un matiz silvestre con porciones verdes y flores indefinidas. En fase media a los 30 minutos la fragancia adquiere rasgos principales amaderados con verdes secos tipo vetiver con salvia simple, incluyendo un áspero de iris que empuja el ámbar a la baja, llegando a 1 hora a dejos metálicos derivados de la salvia con fríos de anís no picante y madera que pasa rápido a musgo y cuero seco. A las 2 horas la fragancia se inclina por completo a un tono dominante de cuero donde la veta cercana a salvia es absorbida por un especiado amaderado frío levemente salado y que sigue próximo a una idea de agua de canela con lavanda y violetas apagadas, con un dejo de ámbar al fondo que aporta un tibio dulce apagado y adquiriendo a las 3 horas un aspecto más frutal y acuático que se basa en el agua de lavanda y entrega tintes similar a la manzana de Boss Bottled combinados con mandarinas y ámbar, con el fondo de cuero dando pasos hacia chocolate de pachulí dentro de un marco seco tipo gamuza, volviendo a las 4 horas el acabado de salvia con un tinte parecido a amargo de pomelo que está contenido por el cuero y que se confunde con pachulí al cedro. Al pasar de las 6 horas el perfume pasa al rango de los tonos verdes resaltando la capa de salva con mezclas de vetiver y pachulí, demorando en recuperar las líneas de ámbar con madera que se hacen notar cerca de las 9 horas seguidas de un picor enmascarado por la madera y con un punto dulce frutal también solapado que se vislumbra sólo como una derivada de bergamota, teniendo a las 12 horas un aporte de agua de lavanda que aumenta la potencia del picor de especiado. En fase final a las 24 horas el perfume reduce su intensidad, conservando una característica central de especiado amaderado en torno a canela con dejos de clavo de olor y cuero con aires de salvia y pachulí, pasando a un frío de agua de lavanda montado sobre ámbar tibio.

La fragancia mantiene un estilo clásico similar al propuesto por las ediciones derivadas de la serie Bottled en el uso de lavanda con tonos de cuero, agregando un matiz frutal que rompe la seriedad sin caer dentro de un grupo de propuestas, moviéndose con soltura en escenarios de diario en verano bajo climas no muy calurosos como en interiores y evitando el estar a pleno sol y con un óptimo en invierno, con las vetas de cuero sintiéndose secas y con riesgo de restar frescura funcional en actividades deportivas. En oficina el perfume se siente profesional y pulcro pero por momentos muy serio en los momentos que domina la veta de cuero, con un dulzor de ámbar correcto para usar con vestuario semiformal y en general con un efecto memoria que se sostiene en mediano al moverse la fragancia en un rango muy apegado al cuero, sin hacer brillar al resto de las notas secundarias. A nivel nocturno el perfume consigue un punto a favor al alinearse con la contaminación ambiental de un pub o con un vestuario basado en una chaqueta de cuero, alejándose del segmento adolescente informal en favor de una seriedad implícita en reuniones en casa con amigos, cenas y eventos protocolares, pudiendo ser una opción joven de invierno para usar en matrimonios. En lo romántico la mezcla de cuero con oscilaciones de salvia puede molestar a corta distancia con alguien que se conoce por primera vez, teniendo mejor desplante como fragancia personal elegante. Rango de edad entre 25 y 60 años.